Otoplastía



La otoplastia es una cirugía que permite modificar los pabellones auriculares (orejas) cuando presentan alteraciones de nacimiento o adquiridas. La duración del procedimiento es de alrededor de dos horas. Puede realizarse bajo anestesia local y sedación o bajo anestesia general, ambas de forma ambulatoria. Las incisiones se efectúan en el pliegue posterior de la oreja, por lo que quedan ocultas y al finalizar el proceso de cicatrización son prácticamente imperceptibles. Durante el postoperatorio es necesario utilizar una prenda compresiva especial durante alrededor de dos semanas para mantener las orejas en una posición adecuada durante el período de cicatrización. El paciente puede regresar a sus actividades cotidianas en alrededor de tres a cinco días. Un cirujano plástico certificado es el único especialista que cuenta con los conocimientos, entrenamiento quirúrgico y experiencia necesarios para realizar este tipo de procedimientos bajo condiciones de máxima seguridad para el paciente.